Una mujer identificada como Marissa Mowry fue condenada a 20 años de cárcel por tener relaciones sexuales con un menor de 11 años durante tres años, además la mujer quedó embarazada del menor.

La mujer fue la niñera del menor cuando tenía entre 11 y 14 años por esta razón fue acusada de agresión sexual contra un menor de edad, luego de una ardua investigación fue detenida y las autoridades le imputaron nuevos cargos agresión sexual a un niño menor y cargos de agresión sexual.

“Pensé en ella casi como una segunda hija… ¿Pensar en mi hijo como algo más que un niño? Quiero decir, estamos hablando de un niño que tenía 11 años “, dijo la mamá del ahora adolescente.

El bebé, que ahora tiene 5 años, vive y está siendo criado por la familia Campbell.