El presidente saliente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció que no hará acto de presencia en la ceremonia en la que su sucesor, Joe Biden, asumirá el cargo como nuevo mandatario de la potencia mundial.

«A todos los que me han preguntado, no iré a la toma de juramento el 20 de enero», dijo Trump sin dar ningún tipo de explicaciones sobre el porqué de su decisión.

Asimismo, reconoció finalmente su derrota en las elecciones del 2 de noviembre, y manifestó que comenzará a trabajar para que haya una transición de poder «tranquila, ordenada y sin problemas», razón por la que condenó los hechos ocurridos el pasado miércoles en el Capitolio.

«Los manifestantes que se infiltraron en el Capitolio han profanado la sede de la democracia. A aquellos que se implicaron en actos de violencia y destrucción: ustedes no representan a nuestro país. Y a aquellos que rompieron la ley: pagarán por ello», precisó.