El terremoto de magnitud 7,5 que sacudió este martes 23 de junio, con fuerza el centro y sur de México ha dejado hasta el momento cuatro muertos en el sureño estado de Oaxaca, epicentro del movimiento telúrico que activó la alerta sísmica en la capital del país.

Así mismo, según el reporte más reciente de Protección Civil, el terremoto ha dejado también cuatro heridos, dos en Oaxaca y otros dos en la Ciudad de México.

Según se informó, los fallecidos son: una joven, por causa de un derrumbe en Santa María Huatulco, un hombre de 70 años, en San Juan Ozolotepec por la caída de un techo y otro hombre pereció por la caída de un muro en San Agustín Amatengo.

Además, falleció en un hospital un trabajador de la petrolera pública Petróleos Mexicanos (Pemex) que cayó de una estructura durante el temblor.

Por su parte, en Ciudad de México sonaron las alarmas de la alerta sísmica un minuto antes de que se sintiera el temblor con fuerza, lo que dio tiempo a los ciudadanos a evacuar los edificios.

Según informó la Protección Civil, en la capital hubo dos personas lesionadas, daños leves en fachadas de 32 edificios y daños estructurales en un inmueble de la colonia (barrio) Roma.

Así, tras el sismo, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, hizo un llamado a la población a mantener la calma y a tener «precaución» ante posibles réplicas del fuerte sismo.