Una dura tensión se vive este miércoles, 6 de enero, en los Estados Unidos (EE.UU.), específicamente en el Capitolio, ubicado en Washington, donde cientos de manifestantes, afectos a Donal Trump, rodearon las instalaciones en medio del debate que había sobre los resultados del Colegio Electoral para certificar la victoria de Joe Biden.

Medios internacionales reportaron que a eso de la 1:30 de la tarde cuando los legisladores se preparaban para votar los resultados a favor de Biden, aparecieron las personas con banderas en apoyo a Trump y derrumbaron las barricadas de metal que rodeaban la parte trasera del Congreso.

Mientras esto ocurría allí, otro grupo de protestantes ingresaron violentamente a los jardines del Capitolio, donde se encontraban decenas de policías que no pudieron contener la arremetida de las personas.

Algunos pudieron cruzar la puerta de entrada, pero adentro fueron detenidos por la policía. La prensa local informó varios arrestos.

El vicepresidente Mike Pence que se encontraba en el lugar fue evacuado con los legisladores bajo estrictas medidas de seguridad y con sus escoltas. La sesión entró en receso.

Debido a la ola de violencia que se ha desatado, la alcaldesa capitalina, Muriel Bowser, ordenó para hoy un toque de queda que comienza desde las 6:00 de la tarde y culmina a las 6:00 de la mañana del jueves, 7 de enero.

Seguidores de Trump han declarado que se mantendrán en las calles para impedir que se avale un fraude electoral.