Este viernes, 21 de mayo, los habitantes de la provincia de Qinghai, en China, fueron sorprendidos por un terremoto de magnitud 7,4, según datos de la Oficina Sismológica de China, misma que detalló que el evento tuvo su hipocentro a 17 kilómetros de profundidad. 


De manera extraoficial se conoció que el hecho ha dejado hasta el momento dos personas muertas y otras 17 heridas, por lo que el gobierno chino ordenó la inmediata evacuación de más de 20 mil personas, a quienes se le pidió que se mantuvieran apartadas de los edificios. 


«El temblor estuvo precedido de otras cuatro sacudidas en la misma zona de entre 2,8 y 5,6 de magnitud; y en la siguiente hora se registraron al menos otras doce réplicas de entre 2,9 y 5,2 de magnitud», reseña la agencia EFE. 

Noticia en desarrollo…