A través de diferentes aerolíneas, incluyendo Avianca, que es una de las aerolíneas que viaja a Estados Unidos, se informó que desde este 26 de enero todos los pasajeros de dos años de edad en adelante que deseen ingresar a ese país deberán presentar la siguiente documentación de forma escrita o electrónica:

En primer lugar, un certificado médico con resultado negativo de PCR, RT- PCR, prueba de aplicación ácido nucleico, Lamp o RT – Lamp para COVID-19; la prueba que el viajero decida hacerse no debe haberse realizado con una antelación no mayor a los 3 días de la salida del primer punto de embarque, añadiendo que también serán válidas las pruebas rápidas de PCR o Antígeno.

En segundo lugar, el resultado de la prueba realizada deberá especificar “negativo” o “no detectado”, ya que si dice “invalido”, la prueba no se aceptará.

Se aclaró también que esto no aplica para:

– Pasajeros menores de dos años.

– Personal militar estadounidense.

– Pasajeros con un certificado médico con resultado positivo de la prueba de COVID-19 emitido como máximo 90 días antes de la salida del primer punto de embarque, al igual que para  los pasajeros que tengan en su poder una carta emitida por una autoridad sanitaria que indique que el ciudadano ha sido autorizado para viajar, en otras palabras, se habla de la “documentación de recuperación”. Para este punto también aplica que si el resultado de la prueba sobre la que se hace la documentación registra como “invalido”, no será aceptada.

De igual forma, se exigirá que todos los pasajeros tengan diligenciado el formulario “Certificación de pasajeros” que es solicitado por el CDC, que son los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, teniendo en cuenta que quien no cumpla con este requisito, no podrá siquiera hacer el embarque para viajar a los Estados Unidos.