Este pasado miércoles 1 de julio, se conocieron los datos preliminares de una reforma constitucional, con la que el 77,02% de los rusos está a favor de que Vladimir Putin continue en el poder.

Según se conoció, los resultados preliminares se basan en los datos del 61% de los centros de votación repartidos en todo el territorio ruso, los cuales fueron difundidos por la Comisión Electoral Central.

Sin embargo, el principal opositor de Putin, al Kremlin, Alexei Navalny, calificó los resultados de votación que mantendrían a Putin en el poder hasta el año 2034, como una “enorme mentira”.

Cabe mencionar, que inicialmente la votación estaba prevista en abril, pero debido a la pandemia, y para evitar las aglomeraciones en los colegios electorales, la consulta se llevó a cabo del 25 de junio al 1 de julio.

Además, se conoció que Putin votó en Moscú, sin tapabocas, a diferencia de su asesor, y hasta las 08H00 GMT la participación era del 56,28%.

Por su parte, el dirigente ruso se dirigió a los 110 millones de votantes y les pidió que garanticen la “estabilidad, la seguridad y la prosperidad” del país, que presume haberse reconstruido después del caos por la caída de la Unión Soviética.

“La soberanía de Rusia depende de nuestro sentido de responsabilidad” agregó.