Por: J. J. Rubiano
La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció hoy la creación de un programa que hace posible que una persona vacunada contra la covid-19 -en un grupo de 92 países entre los más pobres del planeta-, y que haya sufrido efectos secundarios graves, pueda ser compensada por ello.


El programa cubre a las personas que hayan recibido una vacuna de la plataforma COVAX, creada por la OMS y otras entidades para garantizar un acceso equitativo a estos tratamientos en los países de ingresos medios y bajos.


Todas las vacunas distribuidas como parte de este plan han pasado todas las etapas propias al desarrollo de una vacuna y que garantizan su eficacia, seguridad y calidad.
Sin embargo, “todos los medicamentos, incluso vacunas que han sido aprobadas para su uso general, pueden en casos raros causar reacciones adversas graves”, aclaró la OMS mediante un comunicado.
“Se trata del primer y único mecanismo de compensación por daños causados por vacunas que opera a escala internacional”, precisó la OMS.


El objetivo es ofrecer a ese grupo de países un procedimiento rápido, justo y transparente para recibir compensación en casos de “raros, pero graves efectos adversos, asociados a la distribución de vacunas por COVAX hasta el 30 de junio de 2022”.


Así quienes resulten afectados no tendrán la necesidad de recurrir a los tribunales nacionales e iniciar procesos que pueden resultar largos y costosos.

Con cerca de 208 millones de dosis de vacunas administradas en diversos países no se han reportado por el momento secuelas adversas de mucha gravedad.