Este miércoles, 31 de marzo, Nueva Zelanda se convirtió en noticia mundial, toda vez que su presidenta, Jacinda Ardern, anunció el aumento del salario mínimo y el aumento en los impuestos para los más ricos.

El nuevo salario mínimo se elevará de 18,90 NZD (13,19 USD o 11,27 EUR) a 20 NZD (13,96 USD o 11,93 EUR) a la hora, beneficiando así a más de 175 mil personas.

Esta es una de las propuestas que hizo la mantaria en campaña, y entrará en vigor desde este 1 de abril, con el objetivo principal de ir escalando rumbo hacia la igualdad social y también ir mitigando de a poco los efectos que dejó de la pandemia de la COVID-19, a la cual Nueva Zelanda ha sido de los países que mejor manejo le ha dado.

Por otro lado, el impuesto máximo aumentará hasta el 39 por ciento a los ingresos de las personas que ganen más de 180.000 NZD (125.654 USD o 107.316 EUR), cuando antes el tope era del 33 por ciento, lo que impactará a al menos un 2% de los contribuyentes del país.

Algunas voces del ámbito político colombiano, se han pronunciado sobre este anuncio, como es el caso del senador Gustavo Petro, quien a través de Twitter trinó lo siguiente: «Esto es lo que llaman populismo en Colombia. Pero es lo que hay que hacer en estos momentos. Subirle el impuesto a los ricos y subir el salario mínimo. Produce justicia y reactiva la producción».