Las astronautas estadounidenses Jessica Meir y Christina Koch serán las primeras en hacer un viaje espacial sin compañía de un hombre.

Ambas saldrán este viernes desde la Estación Espacial Internacional (EEI), estas tienen como misión reparar el control de una de las estaciones que se encuentra a 485 kilómetros de la Tierra.

Las dos mujeres, con sus trajes espaciales ajustados, se trasladarán al extremo de la EEI en la Viga 6 de babor para reemplazar el regulador de energía que ha estado operativo desde diciembre de 2000.