Este miércoles, 26 de mayo, la tendencia en redes sociales fue Wuhan, la provincia china en la que se registró el paciente cero de la COVID-19 que ha logrado mantener al mundo confinado y enlutado durante más de un año. 

Sin embargo, los comentarios no tienen que ver con un nuevo rebrote del virus en esta ciudad que ya ha vuelto a la normalidad de forma paulatina, sino que porque está volviendo a “sonar” en Internet la teoría de que esta enfermedad no creada a través por el consumo de un animal, sino que se elaboró en un laboratorio y se escapó de él. 

Este nuevo revuelo se inició en los Estados Unidos, luego de que Scott Gottlieb, exjefe de la Agencia Estadounidense de Medicamentos de Estados Unidos (FDA) a la cadena CNBC, dijo que “la lista de personas que apoyan la tesis de un origen animal no se ha movido. Y la de personas que sugieren que el virus pudo haber salido de un laboratorio siguió creciendo». 

«Hace un año» apoyar la hipótesis de los animales «tenía mucho sentido porque era el escenario más probable», explicó. Pero lo que se denomina «el huésped intermedio», es decir, el animal del cual se transmitió el virus a los humanos, aún no se ha descubierto. «Y no porque no se lo haya buscado», añadió

Cabe destacar que eso, como fue en un principio, se trata de especulaciones y no hay sustento investigativo que así lo confirme.