Desde tempranas horas de la mañana de este domingo, 7 de febrero, abrieron los centros electorales en Ecuador, donde más de 13 millones de ciudadanos están convocados a elegir presidente entre 16 candidatos.

Según las primeras encuestadoras del país, en esa nación se iría a segunda vuelta, debido a la enorme polarización que no permitiría a ningún candidato quedarse con la mayoría de votos necsarios para abanderarse como mandatario nacional.

Para muestra de ello, el tarjetón electoral refleja el malestar generalizado en el país con la cantidad de candidatos, el del Correísmo y los que defienden la parte conservadora que no se unieron y muchos de ellos se fueron con candidaturas separadas.

Las proyecciones de los medios de comunicacion de Ecuador establecen que los perfiles que más se han acercado a la meta para ser el próximo presidente del país andino, son, por un lado, el del banquero y empresario Guillermo Lasso, de tinte conservador, líder del partido Movimiento Creo y uno de los hombres más adinerados del país, siendo accionista mayoritario del Banco de Guayaquil.

En la otra orilla, en la izquierda, se ubica Andrés Arauz, quien sería la cuota política del Correísmo y quien ya ha ocupado varias posiciones en el Gobierno, como el Ministerio de Conocimiento y Talento Humano.

La terna electoral la cierra el líder indígena Yaku Pérez, quien es la cuota presidencial de la organización política Pachakutic y quien se ha caracterizado por liderar las manifestaciones en contra de los dos gobiernos anteriores.

Se espera el cierre de esta jornada prometedora para saber quién gana o quién se acerca a ocupar la silla del Palacio de Carondelet.