El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, vuelve a ser noticia no sólo por la situación que atraviesa el país que gobierna, sino por la presentación que hizo la noche del domingo, 24 de enero, de unas “gotas milagrosas”, llamadas Carvativir, que combatiría el coronavirus.

El mandatario chavista, en medio de una alocución televisada donde presentó el balance sobre la situación de la pandemia en Venezuela, dijo que la medicina está basada en “goticas milagrosas de José Gregorio Hernández”, quien es conocido como el santo y el doctor de los pobres.

Maduro aseguró que la medicina ya cuenta con la patente nacional e internacional que permitió el permiso oficial al país para dar a conocer el nuevo medicamento que, según el presidente, neutraliza al 100% el coronavirus.

Aunque el mandatario socialista no informó cuál fue la patente internacional y nacional que garantiza el uso de las gotas, basó su discurso en detallar que en solo nueve meses con estudios clínicos, científicos y biológicos, lograron la fórmula del medicamento.

“Hubo experimentación clínica en enfermos muy graves, gente que estaba intubada y los recuperamos, a enfermos no intubados también los recuperamos. Diez gotitas debajo de la lengua, cada cuatro horas, y el milagro se hace; es un poderoso antiviral, muy poderoso, que neutraliza el coronavirus”, agregó.

Sobre la producción del medicamento, Maduro dijo que desde ya la comenzarán de manera masiva para ser aplicada a todos los pacientes en Venezuela. Aseguró que la medicina también será exportada a los países del bloque Alba-TCP, como lo son Cuba, Nicaragua, Bolivia, Haití y otras naciones caribeñas.