Un hecho escalofriante se registró en el condado de Essex, al oeste de Londres, en Reino Unido, con el hallazgo de 39 cadáveres dentro de un camión: entre las víctimas hay 38 adultos y un adolescente, informó la Policía.

Según las investigaciones, el camión donde estaban los cuerpos entró al territorio proveniente de Irlanda. El conductor, de quien dijeron, tiene 25 años, fue detenido por estar involucrado en las muertes.

Las causas exactas de esta mortandad aún no han sido esclarecidas, aunque expertos aseguraron que el conteiner estaba refrigerado hasta 25 grados bajo cero y esto pudo originar la muerte de las personas, a quienes habrían dejado encerradas.

Por las condiciones en las que fueron hallados los cuerpos, los investigadores manejan una data de cinco días de muertos. Estaban amontonados, unos sobre otros como en busca de calentarse entre ellos, y ya comenzaban a entrar en estado de putrefacción.