Luego de que este viernes, 8 de abril, se conociera la muerte del príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II, el mundo entero se ha preguntado si los actos fúnebres en su honor serán tan pomposos como acostumbra la monarquía, y la respuesta es que no.

La pandemia de la COVID-19 hará que se trate de un funeral mucho más sencillo e íntimo, tal como lo anunció el Palacio de Buckingham, cuyas autoridades anunciaron que el también duque de Edimburgo falleció finalmente por las complicaciones de salud por las que atravesó en las últimas semanas, y que su deceso fue tranquilo.

Hasta el momento se sabe que la ceremonia del entierro esta prevista para realizarse en ocho días en la capilla San Jorge del Castillo de Windsor, por lo que se espera que los actos fúnebres se realicen el próximo sábado 17 de abril.

El príncipe será enterrado en el mausoleo real de esa capilla en el mismo día del funeral, luego de una ceremonia privada a la que asistirán la reina y otros miembros de la familia real. Los detalles más precisos serán divulgados por funcionarios del palacio d Buckingham en los próximos días.

Se conoció oficialmente que será transmitido por televisión a nivel mundial y que habrá gran presencia militar en homenaje a la carrera castrense que desempeñó el príncipe en su juventud.