El Koala que fue rescatado por una mujer de un voraz incendio en Australia, murió. El animal que fue internado en el Hospital de Koalas de Port Macquarie no soportó las quemaduras de tercer grado que tenía.

A través de un comunicado realizado por el hospital, se dio a conocer la triste noticia, los veterinarios decidieron desconectarlo después de ver que no respondía a los tratamientos que se le estaban brindando.

Los médicos aseguraron que el animal estaba sufriendo mucho y que eso era más que una tortura, ya que las heridas eran incurables, sus extremidades se encontraban totalmente quemadas.