Un total de 1.208 personas siguen desaparecidas tras el paso del huracán Dorian por una parte de las Bahamas, cuyo Gobierno prevé que el déficit se dispare en más de 430 millones de dólares por consecuencia del ciclón del mes pasado.

El anuncio lo hicieron este jueves, 10 de octubre, en el Parlamento el viceprimer ministro y titular de Finanzas de las Bahamas, Peter Turnquest, y el ministro de Servicios Sociales y Desarrollo Urbano, Frankie Campbell, quienes mostraron su preocupación en cuanto al tema que ha causado gran impacto en la población.

En mayo, el Gobierno pronosticó un déficit de 137 millones de dólares, pero Dorian, a consecuencia del cual murieron 60 personas, ha hecho que esa proyección aumente en 436,4 millones, hasta situarse en los 573,4 millones.

Turnquest detalló que, además, el Ejecutivo tiene previsto gastar casi 230 millones de dólares para la recuperación del país tras la mortal tormenta.

El Gobierno también está utilizando los 12,9 millones de dólares concedidos por el Fondo de Seguro contra Riesgos de Catástrofe del Caribe (CCRIF) y hará uso de 20 millones de los fondos de su cuenta para actividades de recuperación de desastres.