«Queda usted legalmente posesionado como presidente de la república del Ecuador». Fue así como Gualupe Llori, titular de la Asamblea Nacional, puso la investidura presidencial a Guillermo Lasso, quien hace casi dos meses se impuso en la jornada electoral del país vecino, con más del 54% de los votos. 


El nuevo mandatario de 65 años y miembro del Opus Dei, recibió de igual forma la banda en la que se lee la frase «Mi poder en la Constitución», y así se comprometió a trabajar por Ecuador durante los próximos cuatro años, de forma «honesta». 


En la toma de posesión, Lasso estuvo estuvo acompañado por sus homólogos de Brasil, República Dominicana, Luis Abinader, Haití, y el rey de España, así como también de una delegación del gobierno de los Estados Unidos y del gobierno de Colombia. 


De acuerdo a expertos en la materia, Guillermo Lasso debe trabajar en tres ejes fundamentales, como lo son mejorar la productividad, priorizar el gasto público y agilizar la vacunación contra la COVID-19 en toda la población.