La imputación se basa en una conversación telefónica con el dirigente cocalero Faustino Yucra


Evo Morales, ex presidente de Bolivia, fue acusado formalmente por la Fiscalía de ese país por presuntos delitos de terrorismo y financiamiento de terrorismo a través de un comunicado que hizo público este martes la Comisión de Fiscales Anticorrupción.

La Fiscalía pide prisión preventiva para Morales, quien actualmente se encuentra en Argentina.

«Caso Audio» 

El ex presidente es investigado en el denominado «Caso Audio», por una grabación telefónica en la que una voz -que se atribuye al Morales- insta a bloquear ciudades durante el conflicto político y social que atravesó el país entre octubre y noviembre del año pasado.  

«De acuerdo con las investigaciones, se evidenció que el ex jefe de Estado y el coimputado Faustino Y.Y. mantuvieron comunicación mediante llamadas telefónicas el 14 de noviembre de 2019, desde la ciudad de México», donde entonces estaba Morales, hasta El Torno, en Bolivia, según detalla un comunicado del ente acusador.

Cabe mencionar que Evo Morales enfrenta varios procesos por distintas acusaciones en Bolivia, por las que la Fiscalía ya emitió varias solicitudes a la Interpol para detenerle lo más pronto posible.