Las protestas en los EE.UU. no se detienen por cientos de ciudadanos que salen a las calles a rechazar el vil asesinato cometido por un Policía contra George Floyd, quien fue asesinado en un denominado acto de racismo o crimen de odio.

Las manifestaciones que comenzaron en Minneapolis, lugar donde ocurrió la muerte, sehan extendido por diferente ciudades del país norteamericano, hasta el punto de que ahora el foco de manifestaciones que se han tornado violentas se encuentra radicado en New York.

Lea también: https://www.lapiragua.co/van-6-millones-de-infectados-y-367-mil-fallecidos-por-coronavirus-en-el-mundo/internacional/

A través de videos que comienzan a circular en las redes sociales se observan el enfrentamiento entre los órganos de seguridad y los ciudadanos que aún indignados se mantienen en las calles para alzar su voz y exigir el cese de la discriminación y el racismo.

Los ciudadanos reportan abusos policiales. Aseguran que la violencia por parte de la Policía no se detiene, impidiéndoles que estén en las calles protestando, a pesar del aislamiento que se debería estar cumpliendo por la pandemia del coronavirus.

Personalidades como el director de Working Families Party, Maurice Moe Mitchell, entre otras, han compartido a través de Twitter vídeos en los cuales se evidencia la violencia en las protestas.

En una de ellas se evidencia como dos patrullas no mostraron consideración con la multitud y las arrollaron, mientras que en Louisville, varios oficiales de policía estaban destruyendo suministros médicos y botellas de agua.

Como se recordará, Los Ángeles, Filadelfia y Atlanta son algunas de las ciudades de Estados Unidos que anunciaron el sábado 30 de mayo, un toque de queda para intentar detener las violentas protestas contra la policía que siguen en todo el país.