La mañana de este lunes, 14 de octubre, un grupo criminal propició un ataque en el que murieron 14 policías, hecho ocurrido en el municipio Aguililla, estado de Michoacán, en donde está ubicado el comando policial contra el cual se fueron los maleantes.

La cifra de víctimas fue confirmada por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), cuyos voceros aseguraron que la autoría del atentado se le atribuye al cártel de Jalisco Nueva Generación. Treinta de los hombres de esta organización fueron quienes hicieron frente en las instalaciones de este comando policial y dispararon ráfagas de balas contra los uniformados.

Desde el momento en que se conoció el hecho se inició una investigación, y al respecto el SSPC indicó que “nos encontramos en comunicación y ponemos a disposición del gobierno y del Estado todos nuestros recursos humanos y tecnológicos para dar con los agresores y llevarlos ante la justicia”.

 Además de las víctimas mortales, se cuentan nueve heridos e innumerables pérdidas materiales, pues los vándalos también incendiaron los convoy de la Policía.

Esta embocada ha sido considerada como la más violenta en México desde que en 2015 el mismo cartel –el más peligroso del país- propició el asesinato de 15 agentes.