El volcán Estrómboli entró nuevamente en erupción este miércoles 28 de agosto, arrojando arena, cenizas y lava sobre la pequeña isla italiana donde se encuentra y alarmando a residentes y turistas.

Una fuerte explosión poco después del mediodía expulsó lava por las laderas del volcán y llegó hasta la orilla del mar, informó el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología.

De momento no hubo reportes de lesiones, pero sí de pequeños incendios cerca de una de las aldeas de la isla mediterránea.

Este hecho ocurre después de menos de dos meses de encontrarse inactivo, la última erupción del Estrómboli fue en julio y mató a un alpinista italiano.

El volcán Estrómboli es uno de los tres volcanes activos en Italia. Con un estruendo casi continuo, el coloso arroja chorros de lava, cuyos brillos rojizos pueden verse desde el otro lado de la costa durante la noche. Tiene una altura de 927 metros, pero bajo el nivel del mar se calcula que mide en torno los 3.000 metros.