Un episodio sin precedentes recientes, se registró durante las últimas horas en Haití, en donde todo el gabinete Gobierno renunció por la ola de extorsiones, secuestros y asesinatos que azota al país.

La información fue confirmada por el presidente Jovenel Moise, quien indicó que aceptó la renuncia masiva para que haya un cambio que permita abordar la crisis en seguridad.

«La renuncia del Gobierno, que acepté, permitirá abordar el flagrante problema de la inseguridad y continuar las discusiones con miras a alcanzar los consensos necesarios para la estabilidad política e institucional de nuestro país», dijo.

La mayoría de los funcionarios que dimitieron de sus cargos tenían apenas un año en el cargo, entre ellos el primer ministro, quien será sustituido por el exministro de Relaciones Exteriores, Claude Joseph.

En este país se ha dado una masiva fuga de presos, quienes estando en la calle han fortalecido las bandas, y estas a su vez se han dispuesto sobre todo, a secuestrar personas.

Durante las fugas, superiores a los 400 reclusos, hubo desmanes e incluso murió en medio de un motín el director de un centro penitenciario.

El último secuestro masivo se dio el pasado domingo y fue de 10 personas, entre ellos dos franceces y algunos religiosos.