Las primeras pericias no advirtieron signos de violencia física


A la Unidad Funcional de Investigaciones 6, la Fiscalía especializada en casos de violencia animal de la ciudad de La Plata, en Aregentina, llegó una denuncia que sorprendió a los oficiales.

Un hombre había llevado como evidencia una serie de imágenes que demostrarían que su ex pareja sentimental había abusado sexualmente de la mascota de ambos, un perro mestizo de color negro.

El fiscal a cargo de la causa, Marcelo Romero, manifestó al respecto: «Es la primera vez que veo algo así en 22 años de carrera. «No digo que no exista la práctica, pero nunca se había judicializado».

La denuncia dio inicio a una investigación poco común en ordenó una serie de medidas a fin de confirmar si el animal, efectivamente, sufrió algún tipo de maltrato.

Sin embargo, las primeras pericias no advirtieron «signos de violencia física compatibles con ninguna forma de maltrato o abuso sexual». En otras palabras, por extraño que suene, el perro es virgen.