En plena batalla mundial para conseguir vacunas contra la Covid-19, Rusia acaba de registrar una nueva vacuna, pero no destinada a los humanos, sino a los animales.

Bautizada como Carnivac-Cov, esta vacuna inactivada ha sido elaborada por el Centro Federal de Salud Animal. El preparado se ha probado durante meses en perros, gatos, visones y zorros, entre otros.

Según los científicos, la vacuna es segura y crea inmunidad. Dicen que el 100% de los animales generó anticuerpos contra el coronavirus. La única cuestión abierta es cuánto tiempo durará la protección, pero por lo pronto se estima de al menos seis meses.

Los fabricantes aseguran que todo está listo para poner en marcha en abril la producción masiva de la vacuna y subrayan que es una cuestión de suma importancia.