Donald Trump se enfrenta a una posible revocatoria, a una semana exactamente de que culmine su mandato como presidente de los Estados Unidos. Este miércoles, 13 de enero, la Cámara sesionó  para iniciar el juicio político en su contra, esto luego de que sus seguidores asaltaran el Capitolio el pasado 6 de enero, hecho que dejó como saldo cinco ciudadanos muertos. 

Esta sesión se da en medio de un tenso ambiente en Washington, pues los alrededores de la Casa Blanca y de la sede del legislativo, se encuentran altamente custodiados por la Policía, y las barreras de hormigón interrumpen las vías cercanas e inmediaciones de edificios federales. 

Hasta el momento, lo que se sabe es que la sesión inició sobre las 3:00 de la tarde, y que hay una gran expectativa, pues Mitch McConnell, jefe del partido Republicano al que pertenece Trump, ha dicho que está a favor de la destitución, por lo que de replicarse su posición en el resto de los integrantes de esta bancada, sería un revés letal para el actual mandatario. 

Esto es un proceso por demás histórico, pues es primera vez que un presidente de la potencia norteamericana, se enfrenta a dos juicios políticos en el Congreso, sin embargo, Trump parece estar ajeno a este escenario, pues no se ha conocido su posición al respecto, lo único que ha dicho es que está trabajando para una transición de poder “en calma” y que no irá a la toma de posesión de Joe Biden, el próximo 20 de enero.