Este domingo, 28 de junio, se desarrolló en Francia un proceso electoral en segunda vuelta, en el que el partido Alianza Verde cumplió un papel fundamental, alcanzando la victoria en los principales ayuntamientos del país (Lyon, Marseille, Strasbourg, Bordeaux, Poitiers, Besançon, entre otros), lo que reafirma la importancia de sus filas y el excelente desempeño de quienes en ellas militan.

Medios internaciones han descrito el escenario como el «tsunami verde», y es que incluso se habla del resurgimiento de la izquierda, dado que se impusieron las candidaturas ecologistas y progresistas, generando la caída del partido La República en Marcha (LREM), del presidente Enmanuel Macrón, quien gracias a los resultados de los comicios, no estará al mando de ninguna ciudad que supere los 100 mil habitantes.

Esto se evidencia en los resultados de ciudades como Paris, en donde Anne Hidalgo ganó la Alcaldía y su coalición ecosocialista ‘París en Común’, logró cerca del 50% de los votos, por delante de la conservadora Rachida Dati (32%) y la macronista Agnès Buzyn, que obtuvo tan solo un 13,7%.

Hilda Carrera, quien hizo parte de la pasada campaña presidencial del senador Gustavo Petro, ahora integra la Comisión Internacional de la Alianza Verde, y ha dicho que con estos resultados «es innegable que los verdes jugarán un papel importante en las presidenciales del próximo año».

«Ya no es un pequeño partido. Con estos resultados el Partido Verde se afianzó. Esto no hubiera sido posible sin la alianza con Génération.s, PCF, PSF, France Insoumise», expresó.

Este es el mensaje íntegro de Carrera:

«En el caso de París, la socialista Anne Hidalgo no hubiera ganado sin el apoyo de los verdes. El PS con los verdes tendrán la mayoría. Bordeaux, (la de los buenos vinos), que desde hace 73 años ha elegido alcaldes de derecha, ha sido testigo de un cambio inimaginable y que ha sorprendido a más de uno.

A Strasbourg, los écologistes vencieron al partido de gobierno que pese a que hizo alianza con los Republicanos perdió. Este triunfo es muy importante ya que los verdes no pudieron contar con el apoyo de la ex-alcaldesa socialista Catherine Trautmann (no llegaron a un acuerdo político). Sin embargo, ganaron.

También ganamos en ciudades como Besançon, Poitiers, Tours, Annecy, e incluso en la region parisina Ile-de-France, en la localidad de Colombes (90.000 habitantes), se ganó.

La ola verde en Francia fortalece el movimiento verde europeo. La verdad estoy feliz»

Cabe destacar que en este proceso electoral, hubo una abstención del 59%, lo que se le atribuye a la pandemia a causa de la COVID-19, mismo motivo por el que había sido aplazado durante tres meses, ya que debía haberse realizado en el mes de marzo.