El cohete Falcon 9 de SpaceX ancendió sus motores sobre las 2:30 de la tarde de este sábado, 30 de mayo, y los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley ahora están volando en la atmósfera superior.

Pronto, el cohete propulsor de la primera etapa se desprenderá, y la segunda etapa del cohete encenderá su propio motor, lo que acelerará la cápsula de Behnken y Hurley a la velocidad orbital.

Ningún astronauta ha hecho este viaje desde Estados Unidos desde que el Programa del Transbordador Espacial de la NASA se retiró en 2011.

El cohete usa dos tipos de combustible: RP-1 (o “Rocket Propellant 1, un tipo de queroseno refinado) y LOX (u oxígeno líquido), que sirve como oxidante para mantener el motor encendido después del despegue.

El LOX está hecho de un oxígeno tan frío que se vuelve líquido, y después de que se carga, los espectadores podrán ver lo que parece vapor o humo que emana del cohete. Eso es solo el oxígeno súper frío que hierve del costado del cohete mientras el aire circundante calienta algo del exceso de LOX.

Con información de CNN.