La corporación japonesa Toshiba ha desarrollado una tecnología para detectar el cáncer  con una sola gota de sangre. El método permite identificar hasta siete tipos de cáncer desde su fase inicial con una efectividad del 99 %, según los resultados de las pruebas realizadas hasta ahora.

Esta herramienta de detección analiza las micromoléculas de ácido ribonucleico (o micro-ARN) de esa gota de sangre para una identificación temprana de enfermos de cáncer.

El objetivo de este sistema de diagnosis, desarrollado con la colaboración del Instituto del Centro Nacional de Investigación del Cáncer de Japón (NCCRI) y de la Universidad Médica de Tokio, es realizar demostraciones a lo largo de 2020 para lograr una “temprana implementación” del mismo.

El aparato podrá diagnosticar los cánceres gástrico, esofágico, pulmonar, hepático, del tracto biliar, del páncreas, intestinal, de ovarios, prostático, vesical y mamario, además del sarcoma y glioma, en menos de dos horas con un costo aproximado por prueba de unos 20.000 yenes (unos 165 euros/180 dólares).

Le puede interesar: Llegan las primeras gafas biológicas al país