Con el objetivo de “fortalecer la movilización social y afianzar la lucha social”, varias delegaciones de comunidades indígenas del Cauca, Huila y Caldas, llegaron a Bogotá para sumarse al paro nacional y exigir al gobierno sus derechos. 

Entre las personas que viajaron hasta la capital, se encuentran representantes de la guardia indígena y del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), cuyos voceros reclaman un diálogo que el presidente Iván Duque tiene pendiente con ellos y alzan sus voz para rechazar los asesinatos de 120 indígenas, ocurridos durante los últimos 15 meses. 

Lea también: 20 años de cárcel pagará el militar que mató a Dimar Torres

“Descontento histórico que hemos tenido con este Gobierno, con este régimen, que ha querido subyugar y retroceder nuestros derechos fundamentales y constitucionales”, dijeron los grupos étnicos, que con firmeza pidieron al Jefe de Estado que “respete los derechos conquistados de los pueblos indígenas y demás sectores sociales”.