Por: J. J. Rubiano
Un fallo del Consejo de estado ordenó al Estado indemnizar con algo más de 23 mil millones de pesos a las familias de los 11 exdiputados, asesinados por las Farc luego de ser secuestrados.
“El Consejo de Estado ha proferido una sentencia en la que revoca la decisión del Tribunal Administrativo del Valle del Cauca, que había cometido un acto irreprochable en contra de lo que sucedió con nuestros familiares, cuando manifestaban que a ellos no los había matado el Estado sino la guerrilla, por consiguiente, no ameritábamos una reparación», dijo, Diego Quintero, hermano del exdiputado Alberto Quintero.
Señaló que «nos parece que es una decisión que hace honor y memoria a cada uno de ellos y nos deja a nosotros muy contentos y esperamos de manera oficial el pronunciamiento, por parte de los abogados, que son los que han llevado el caso, para poder tener más amplio conocimiento sobre lo que está sucediendo y la importancia que realmente merece este momento y esta situación”, expresó Quintero.
Según Diego Quintero, los exdiputados, en varias oportunidades, manifestaron las amenazas que corrían en el hemiciclo, por no contar con suficiente seguridad y nunca fueron escuchados.
La petición de revisión al fallo del Tribunal Administrativo del Valle, llegó al Consejo de Estado en el año 2013.