Vladimir Putin
El mandatario ruso manifestó que el matrimonio es una unión libre entre una mujer y un hombre

“Mientras yo sea presidente habrá papá y mamá”, dijo el mandatario ruso, quien apoya la moral conservadora de la Iglesia Ortodoxa


Vladimir Putin, presidente de Rusia, hizo unas polémicas declaraciones durante una reunión con un grupo de trabajo que estudia cambios a la constitución, en la que dejó en evidencia su rechazo a la unión de parejas homosexuales.

«En lo que se refiere al ‘progenitor número uno y progenitor número dos’, yo ya me pronuncié públicamente y lo digo una vez más: mientras yo sea presidente no habrá progenitor uno y dos, habrá papá y mamá», dijo.

Asimismo, el mandatario ruso manifestó que el matrimonio es una unión libre entre una mujer y un hombre, mientras que la familia es otra cosa.

Desde su llegada al poder hace 20 años, Putin ha estado en contra del liberalismo e incluso obligó a países como España e Italia a no dar en adopción a niños rusos a parejas gay.

En Rusia también están prohibidas la propaganda homosexual y las marchas de orgullo gay, porque según el presidente “pueden representar un daño psicológico y moral para los menores de edad”.