Hombre árbol: el calvario de una rara enfermedad

Entre las miles de enfermedades en el mundo a las que se enfrenta la humanidad algunas se convierten en verdaderos casos de lucha y sacrificio por parte de quienes la padecen, especialmente aquellas cuyo orígen se desconoce.

Tal es el caso de Abil Bajandar, un joven de 28 años de edad, oriundo de Bangladés, que sufre una rara enfermedad genética a la cual los médicos diagnosticaron como epidermodisplacia verruciforme, que se caracteriza por desarrollar verrugas sobre la piel de la persona.

A Abul se le conoce como “hombre árbol” debido a la apariencia en forma de corteza que le dan las verrugas. Su caso se conoció en todo el mundo luego de que ingresara por primera vez en 2016 al Hospital Universitario de Daca, donde gracias a la ayuda de distintas organizaciones y el Gobierno local logró perder cinco kilos de capas de verrugas tras 25 operaciones.

“Poco a poco vuelvo a recordar las sensaciones que tenía antes de que a los 15 años mis manos empezaran a llenarse de verrugas. ¡He sufrido tanto! Había gente que me evitaba y tuve siempre muchos dolores. Echaba de menos todo. Desde comer por mi cuenta a jugar con mi hija, abrazarla. Esas cosas que todo padre quiere hacer con sus hijos”, afirmó Bajandar tras las cirugías.

Ese mismo año, los médicos del hospital lo habían declarado curado, sin embargo a principios de 2019 sus verrugas reaparecieron y con ellas su calvario.

“Ya no soporto el dolor. No puedo dormir por la noche. He pedido a los médicos que me corten las manos para tener al menos un respiro”, declaró Bajandar a AFP, quien no quiere ser tratado en el extranjero pues dice no tiene el dinero para cubrir los gastos y en cambio pidió ser amputado.

Su madre apoya su decisión y sostiene que así su hijo “será liberao de su dolor”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *