El petróleo protagonizó ayer un desplome histórico del 305 % y por primera vez desde que hay estadísticas entró en valores negativos, pues el precio del barril estadounidense quedó en -37,63 dólares, con los comerciantes muy preocupados por una caída en la demanda debido a la pandemia del coronavirus que llevó al colapso del crudo.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en mayo restaron la cifra insólita de 55,90 dólares con respecto a la sesión previa del viernes.

Los analistas subrayaron que los contratos de mayo expirarán pronto como índice de referencia del petróleo de EE. UU. y a partir de mañana habrá que analizar la evolución de los futuros de junio en función de su volumen de demanda. De hecho hoy los contratos de junio están a 20,43 dólares con ya mayor volumen de demanda que los de mayo, concretamente cinco veces más.

“El colapso (…) es principalmente un reflejo de los comerciantes que firmaron contratos hasta junio, ya que nadie quiere recibir la entrega porque la capacidad de almacenamiento se está acercando a estar completa”, advirtió Edward Moya, analista senior de mercado de Oanda.

Para entender lo que ocurre: hay más petróleo que demanda. Los almacenes están casi llenos y no hay suficientes compradores que se lleven el producto, entonces las empresas de energía llegaron pagarle dinero a la primera línea de compradores para que se lleven los barriles.

Al respecto, la consultora energética Rystad Energy expresó: “Creemos que las existencias comerciales de crudo de Estados Unidos estarán en niveles sin precedentes a fines de abril”.

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Córdoba y Colombia.

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias Diario la Piragua

Invalid email address
No enviamos spam, y puede darse de baja en cualquier momento.