600 trabajadores de la salud en la ciudad de Valledupar, estarían ad portas de ser licenciados por parte del Hospital Rosario Pumarejo de López, en donde ya se inició el despido con 12 auxiliares de enfermería.

 “Es doloroso ver como lloran las enfermeras, las dejaron sin el sustento de sus familias, es inaudita la decisión del hospital, para nadie es un secreto la crisis que tanto hemos denunciado, aquí el agravante es que finalizaron su contrato aun cuando les adeudan hasta 11 meses de salario”, aseguró el médico Luis Eberto Gómez, trabajador del hospital.

El personal médico del hospital de mayor nivel de departamento del Cesar, completa ya un mes en cese de actividades por el retraso de los pagos de sus salarios, que les adeudan antes del inicio de la emergencia sanitaria.

Hoy en esa unidad médica solo se están atendiendo urgencias vitales. La consulta externa y programas de prevención en salud están suspendidos hasta que se giren los recursos para saldar la deuda por más de 24.000 millones de pesos.