Hay que mirar y proteger al parque natural “paramillo”

Por: “Pacho” Mendoza

 

El Parque Nacional Natural Paramillo fue creado oficialmente en 1977. Se encuentra ubicado en el extremo norte de la Cordillera Occidental de Colombia. Su superficie hace parte de los Departamentos de Antioquia y Córdoba. Los municipios más cercanos al mismo son Tierralta y Puerto Libertador en Córdoba, además de Valencia por vecindad. Tiene diversos climas que van desde páramo a tierra caliente, que incluyen ecosistemas tales como páramo andino, selvas y bosques montañosos. Allí nacen los ríos Verde y Esmeralda, afluentes del Río Sinú, y el Río Sucio, afluente del Río San Jorge.

 

En la zona habitan comunidades indígenas de la etnia Emberá – Katìos, cuyas tradiciones, a pesar de tener grandes presiones culturales, persisten en el tiempo.

 

También hay presencia de campesinos que han colonizado algunas zonas del Parque y durante mucho tiempo en años pasados.

 

Al interior del área protegida hay asentamientos de campesinos, con un considerable número de familias, distribuidas a lo largo de los ejes fluviales, que producen impactos sobre los recursos del Parque y contra la oferta ambiental, lo que plantea – para la protección de la función ambiental del mismo – la necesidad de atenderlos en materia de tierras propias para sus actividades agrícolas tradicionales. Tales acciones deben llevarse a cabo cuanto antes, para que de esa menara se puedan resarcir los perjuicios causados a esas comunidades de campesinos cordobeses, que durante mucho años no han sido tenidos en cuenta por organismos estatales tanto nacionales como departamentales de Córdoba.

 

El Parque incluye ecosistemas tales como páramo, selvas y bosque montañoso. Su extensión es de 460.000 hectáreas, con alturas entre 350 y 3.400 msnm. Su clima se da entre Cálido – Páramo con temperaturas entre 3 y 27ºC. Sus paisajes son muy diversos debido a la variedad de pisos térmicos. Aquí se protege la mayor extensión de bosque húmedo tropical de la zona norte del país y el páramo más septentrional de la cordillera Occidental. Su fauna está compuesta por dantas, osos Congo, monos colorados, martejas, marimondas, paujiles, guacharacas, águilas blancas, azulejos montañeros, cotorras, torcazas, entre muchos otros. El Parque Natural Nacional del Nudo de Paramillo, es pues, un preciado bien ecológico y ambiental del que los cordobeses debemos sentirnos orgullosos.

 

Sitios y Actividades de Interés: Río Verde, Río Esmeralda Río Manso y Río Sinú. En la actualidad las actividades priorizadas para el área, son la investigación y la conservación. Pero ya es hora de pensar en el Ecoturismo, lo cual debería ser promovido por las autoridades de Córdoba y del municipio de Tierralta.

 

Es cierto que actualmente el Parque no presta servicios de ecoturismo, ni posee infraestructura para ello, a parte de la situación de orden público que ha afectado buena parte de su territorio, pero debemos estar preparados para el pronto retorno de la paz, para que se puedan desarrollar acciones de uso y explotación racional de esa importante zona del país y en especial de Córdoba, en materia de Ecoturismo y Biodiversidad.

 

Ante el conocimiento que tenemos de que el Parque, segun determinacion del gobierno nacinal, fue comprado por la Nación a las familias que lo colonizaron en años pasados, pero que hasta el momento lamentablemente no se ha cumplido el pago de dichas tierras. Por ello, se- ria conveniente que el nuevo Alcalde de Tierralta, Doctor Fabio Otero Avilés, esclareciera esa situación para que se cumpla la promesa del gobierno nacional, si es que en realidad existió. De esa manera, Paramillo entraría a ser otra zona para el disfrute del Turismo ecológico o especializado, de tanto interés para nacionales y extranejeros.

 

Fauna: Entre las especies destacadas de fauna que han sido registradas en el Parque Paramillo, figuran el oso de anteojos, el león colorado, la danta, el tigre mariposa, el tigre pinta menuda, la marimonda, el mico capuchino, el mico tití, el venado sin cuernos, el venado racimo, el caimán agujo, el águila arpía, guacamayas, osos Congo, Martejas, Marimondas, Paujiles, Guacharacas, monos Colorados, Águilas blancas, azulejos montañeros, Cotorras y torcazas entre otros y especies de peces como la dorada, el rubio, el bagre pintado y el bocachico, aparte de algunas especies de caimanes

 

Vegetación: En cuanto a la flora, se han registrado especies maderables como el laurel, el balaustre, el cedro, el comino, el roble de tierra fría, el carbonero, el abarco, el mazábalo, la ceiba tolúa, el amargo, la caoba, el brasilete, el nazareno y el bálsamo, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.