En el marco de la del plan choque «El que la hace la paga», la Policía Metropolitana de Montería continúa fortaleciendo los controles en barrios del sur y norte del municipio de Cereté, a través del Grupo de Operaciones Especiales (GOES), garantizando la seguridad y el cumplimiento de las medidas adoptadas para prevenir la propagación del COVID-19.

Diariamente los funcionarios fortalecen las acciones dentro de la campaña “Aislarnos para no separarnos” con el fin de evitar la rápida propagación de la pandemia en el referido municipio.

La Policía Nacional en compañía de autoridades político administrativas y de salud disponen de una serie de controles en vías y barrios de la jurisdicción, principalmente en las entradas, de igual forma se entregaron recomendaciones de seguridad a conductores de motocicletas y vehículos.

Dentro de estas actividades se han ejecutado puestos de control, con el fin de verificar que las personas que transitan por las vías, se encuentren dentro de las excepciones contempladas en la norma y que a su vez cumplan con los protocolos de bioseguridad establecidos para prevenir la propagación del COVID-19.

“El compromiso de todas las autoridades y comunidad en general es trabajar de la mano para que juntos podamos frenar la propagación del Covid-19, la invitación a los ciudadanos es que adoptemos las medidas de bioseguridad y cumplamos con las restricciones establecidas”.