Con el propósito de garantizar el bienestar de los más vulnerables del Departamento, el Gobernador Carlos Caicedo dispuso múltiples acciones de prevención en los 15 municipios ubicados a orillas del río Magdalena, luego que el nivel del agua del afluente pasó de 8.3 a 8.5 metros de altura, cuyo índice fue el detonante para que la administración reafirmara la Alerta Roja en dichas poblaciones.

Siendo el municipio de El Banco uno de los de mayor riesgo de afectación debido a que el río comenzó a desbordarse lentamente en esa zona del sur, accediendo a 3 barrios de la cabecera. Por tal motivo, la Gobernación, a través de la Oficina para la Gestión del Riesgo de Desastres -Ogerd-, dirigida por Jaime Avendaño, instaló la Unidad Móvil de Prevención y Atención de Emergencias’ en articulación con la Alcaldía Municipal, en aras de mitigar el riesgo; además, suministró 2 mil sacos para la creación de barreras artificiales; y dispondrá de maquinaria amarilla para intervenciones mecánicas a partir de este sábado 21 de noviembre.

“Reafirmamos la Alerta Roja, sobre todo en los 15 municipios que están ubicados en la margen derecha del río Magdalena debido a que la estación meteorológica de El Banco nos indica un incremento considerable del nivel del agua del río; este nivel ha alcanzado alturas mayores a los 8.5 metros cuando después de 8.3 metros estamos en Alerta Roja. En estos momentos hacemos monitoreo constante en los puntos críticos de cada uno de los 15 municipios. Todas las entidades de socorro permaneceremos alerta. La razón de este incremento obedece a las fuertes lluvias que están cayendo en el interior del país”, informó Jaime Avendaño.

Cabe recordar que en estos casos Gestión del Riesgo Departamental recomienda a la población: evacuar ante erosiones cercanas a sus viviendas; fortalecer la barrera de contención de sus casas en caso de vivir cerca de un afluente; monitorear el nivel del caudal y estar en constante alerta en caso residir próximo a un río; estar atento a las alertas de creciente súbita difundidas en la radio o las redes sociales oficiales; evacuar en caso de inundación por creciente; entre otras medidas.