Otros dos jugadores del Sermaises, que dijeron «amenazas e intimidaciones» contra el árbitro, fueron castigados con dos y tres años de suspensión.

Las malas acciones de muchos futbolistas en el campo en ocasiones pasan desapercibidas, pero esta no tuvo perdón. En Francia un jugador del equipo B del club de fútbol ‘amateur’ del Sermaises fue suspendido por 25 años, tras golpear en la cara al árbitro durante la ejecución de un partido.

Bernardo Bourillon, presidente del distrito del fútbol de Loriet, apegado a las declaraciones de la Comisión de Disciplina del distrito, anunció la suspensión de la licencia del jugador por 25 años, con la prohibición de suscribir otra en otra disciplina durante ese periodo.

«Luchamos todos los fines de semana contra la violencia. Con esta decisión esperamos que los presidentes de los clubes reaccionen. No se puede repetir. Es intolerable, inaceptable», añadió Bourillon.

Otros dos jugadores del Sermaises, que dijeron «amenazas e intimidaciones» contra el árbitro, fueron castigados con dos y tres años de suspensión.