Algunos permanecen en zona urbana del municipio y otros salieron a Montelíbano y Montería


Más de 100 familias que fueron desplazadas de las veredas Puerto Colombia y La Cabaña, en el municipio de San José de Uré, solicitaron al Gobierno Nacional que les brinde garantías para volver a sus poblaciones de forma segura.

Dichas familias abandonaron de manera forzosa sus territorios ante las amenazas de las bandas criminales que operan en la región como Los Caparros y el Clan del Golfo. Algunos permanecen el la zona urbana del municipio y otras se trasladaron a Montelíbano y Montería.

Según los campesinos, necesitan el apoyo del Gobierno para que se puedan emprender proyectos productivos que garanticen la sostenibilidad de la población deforma permanente.