Falleció de cáncer Ángela Hernández, exdiputada de Santander

Ángela Patricia Hernández Álvarez fue una abogada, periodista y política colombiana, fue Diputada del Departamento de Santander y candidata a la Gobernación de Santander. La lucha contra la enfermedad había encendido las alertas nuevamente a finales del 2021, cuando Hernández manifestó que sufría adormecimiento de extremidades y parálisis facial. 

En aquel entonces se pudo conocer que le fue detectada nuevamente la enfermedad pero ahora en la médula ósea.  

Durante sus últimos meses de vida, Hernández batalló contra un cáncer de seno que empezó a disponerla en 2019 y que se manifestó inicialmente con una masa pequeña en su cuerpo. Los médicos empezaron a tratarla y en 2020, mediante una biopsia, se confirmó que la masa era cáncer y que, desafortunadamente, ya había avanzado en su cuerpo.

La madrugada de este domingo 1 de mayo, se confirmó la muerte de la exdiputada santandereana Ángela Hernández luego de enfrentar un cáncer de mama detectado desde el 2019.

La lucha contra la enfermedad había encendido las alertas nuevamente a finales del 2021, cuando Hernández manifestó que sufría adormecimiento de extremidades y parálisis facial. 

Hernández compartió en sus redes sociales buena parte de su proceso y sus días en el hospital. De hecho, una de sus últimas publicaciones la hizo el pasado 23 de marzo, cuando con emoción anunció su grado como magíster, cuya ceremonia por supuesto vivió desde el hospital. “Con alegría les comparto mi grado de Magíster en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales; no fue fácil, en medio de la pandemia y enfrentando en cáncer lo logramos. Dios cumple nuestros sueños. Gracias a la Universidad Sergio Arboleda y a todos ustedes por alegrarse conmigo”, escribió en ese entonces.

En aquel entonces se pudo conocer que le fue detectada nuevamente la enfermedad pero ahora en la médula ósea.   

Hernández contó que, tras ese nuevo diagnóstico, debió someterse a nuevos tratamientos, terapias y medicamentos para combatir esta patología, la cual regresó a su cuerpo luego de más de un año de haber superado el cáncer de mama. 

Su rutina diaria consistía en levantarse desde pocos minutos antes de las 6 a. m. para inyectarse y recibir vía oral medicamentos para el dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.