Este jueves por la noche el presidente Jair Bolsonaro ofreció declaraciones a los medios brasileños sobre su estado de salud. El mandatario hizo un comentario que dejó atónitos a los periodistas al decir que estaba “embarazado”.

Claramente se trataba de una broma, Bolsonaro luego refirió que tiene hernia en el abdomen, aparentemente consecuencia de las operaciones tras el atentado que sufrió hace más de un año, y que «tal vez» se someta a exámenes médicos en febrero.

Según el diario económico Valor, el mandatario se sometería a los exámenes médicos tras el viaje oficial que tiene previsto a la India.

Como se recordará, el presidente de ultraderecha se ha sometido a cuatro intervenciones quirúrgicas  debido a una puñalada que recibió en el abdomen en septiembre de 2018 durante un mitin.

Según el cirujano Regis Ramos Bolsonaro presenta una hernia lateral, que causa “cierto malestar de vez en cuando”.