Sumándose a la convocatoria hecha por Fecode a paro nacional para este miércoles, 21 de octubre, la Asociación de Maestros y Trabajadores de la Educación de Córdoba (ADEMACOR) salió en caravana por las calles de la ciudad de Montería, para manifestar sus rechazo a medidas que han sido fijadas por el Gobierno nacional. 

El rechazo más contundente obedece al hecho de que se haya dado la autorización para que escuelas retornen a clases presenciales bajo el modelo de alternancia, lo que según Hermes Martínez Páez, presidente de ADEMACOR, es una “medida arbitraria, irresponsable, asesina y macabra”. 

Martínez Páez sentenció que la pandemia de la COVID-19 “terminó de desnudar” la realidad de las instituciones educativas de Córdoba, y aseguró que el 90% de las escuelas públicas no cuentan con la infraestructura adecuada “para abrazar a la comunidad educativa” y menos en este momento cuando se necesitan protocolos de bioseguridad que garanticen la salud del alumnado. 

“Cómo es posible que este gobierno indolente diga que abramos las puertas de las aulas escolares para recibir a los estudiantes si no le inyectan recursos para tener los elementos de bioseguridad, es por ello que nosotros este año seguiremos trabajando desde la casa para proteger a la comunidad educativa, no hay condiciones para volver”, expresó el vocero. 

Recordemos que este martes, 20 de octubre, el Colegio La Salle de Montería fue el primero en retornar a clases bajo el modelo de alternancia, recibiendo en sus instalaciones sólo a los estudiantes del grado 11. El aval para tal acción fue dado por la Secretaría de Educación municipal, la cual creó un Comité de Alternancia para recibir y analizar solicitudes de otras entidades educativas que quieran abrir sus puertas. 

Por otro lado, la Caravana por la Paz y la Vida en Montería, partió a las 9:00 de la mañana desde el barrio P5 y llegó hasta los bajos de la Gobernación de Córdoba. De acuerdo a lo informado por la Secretaría de Gobierno, la jornada transcurrió con total normalidad.