Equipo económico de Gustavo Petro dio detalles sobre la nueva reforma tributaria 

Gustavo Petro lleva como presidente electo cuatro días, y su mandato comenzará desde el 7 de agosto hasta el año 2026. Su propuesta de transformar el modelo económico ha generado interrogantes en los colombianos, es por eso que ya se están dando a conocer algunas de sus estrategias para lograr la implementación de su plan de Gobierno

Una de las primeras estrategias a implementar que se reveló con mayor detalle es la reforma tributaría, con la que pretende recaudar entre 36 a 50 millones de pesos.

El asesor económico de la campaña de Gustavo Petro, Ricardo Bonilla, aseguró que la estrategia para poder recaudar el dinero necesario en una sola reforma será hacer énfasis en el impuesto de renta que recaerá en 40.000 personas.

“Es importante que llevemos esa reforma tributaria para hacer énfasis en el impuesto de renta, que es donde mayores dificultades hay. Ese es el primer paquete y buscamos consolidar una reforma tributaria que implique que no haya que hacer reformas cada dos años”, declaró el economista Bonilla.

Sin embargo, precisó que actualmente no existe un borrador de esta reforma, “sólo ideas sueltas”, pero la idea es radicarla para que se pueda discutir en el primer periodo de sesiones del Congreso de la República con el propósito de que quede aprobada antes de diciembre de este año.

“El impuesto de renta tiene el 80% de ingresos de personas jurídicas y 20% de personas naturales. Eso no es normal. Hay que equilibrar las cargas y eso implica revisar tanto el impuesto de renta de personas jurídicas, reduciendo exenciones y beneficios, mirando cómo se puede reducir las tarifas efectivas y trasladar de activos e ingresos, que son de personas naturales, a las personas naturales, como les corresponde; que las personas naturales comiencen a pagar más”, agregó Bonilla.

Finalmente, Bonilla hizo un llamado a la calma a los mercados y aseguró que los sobresaltos que se viven estos días tienen que ver con los temores ante una posible recesión impulsada por el comportamiento de la economía de los Estados Unidos.