Los policías Harby Damián Rodríguez Díaz y Juan Camilo Lloreda Cubillos, vinculados al homicidio del estudiante de derecho Javier Ordóñez, fueron enviados a la cárcel, tras decisión de la juez 29 de control de garantías de Bogotá, quien acogió la petición de la Fiscalía.

Los sindicados fueron remitidos a la cárcel para uniformados de Facatativá, donde deberán permanecer mientras transcurre todo el proceso judicial.

Para la Fiscalía, la libertad de los dos hombres podría poner en peligro el proceso judicial que se sigue por el homicidio de Ordóñez, ocurrido la noche del 9 de septiembre en un acto de abuso de la fuerza policial en Villa Luz, Engativá.

Como se recordará, a Rodríguez y Lloreda les fueron imputados, el pasado sábado, los delitos de homicidio agravado y tortura agravada.  Los uniformados, ya suspendidos de la Policía Nacional, no aceptaron los delitos imputados y sus abogados elevaron un conflicto de competencias.

La juez 29 se refirió a la necropsia de la víctima en la que dijo, se observa la gran cantidad de golpes que sufrió Ordóñez y consideró que la medida privativa de la libertad es la adecuada para este caso.