Gracias a una medida contemplada en un Decreto que fue sancionado por el presidente Iván Duque, las entidades del Estado que ofrezcan vacantes, no podrán exigir como un requisito obligatorio para optar al cargo, experiencia laboral a jóvenes que sean recién egresados.

El objetivo de este nuevo mecanismo, que sugiere una buena noticia para la comunidad joven en el país, es mitigar el desempleo en todo el territorio nacional, pero además lograr que al menos el 10% de la nómina de Gobierno esté ocupada por personal menor a los 30 años.

Armando López, director jurídico de Función Pública, indicó que «para la administración es muy importante recuperar y hacer ingresar a los jóvenes… el promedio de edad de los servidores públicos está entre los 48 y los 62 años».

El Departamento Administrativo de la Función Pública será el encargado de velar para que ninguna entidad le cierre la oportunidad de empleo a los jóvenes, por lo que estas tendrán que modificar, a partir de este jueves, sus funciones de competencias laborales para permitir que se cumpla este nuevo Decreto.