El inolvidable video musical de Thriller, dirigido por John Landis, se estrenó el 2 de diciembre de 1983, y fue creado para popularizar la canción, del mismo nombre audiovisual (Thriller), del artista Michael Jackson.

Este material logró tal impacto a nivel mundial que el año 2009 el Congreso de Estados Unidos lo declaró patrimonio histórico de ese país.

Este fue el álbum más vendido de 1984. Con una duración de 14 minutos, fue el vídeo musical más largo hasta entonces, sólo superado por otro video del propio Michael Jackson de 1996, Ghosts (de 40 minutos). Hoy en día el vídeo musical más largo es Happy de Pharrell Williams que dura un día (24 horas completas).

Te puede interesar: Investigarán a Mon laferte por acusaciones contra la Policía chilena

Thriller a menudo es considerado como el mejor de la historia y redefinió el concepto de los vídeos musicales. La coreografía del baile, el vestuario y la música, hacen que Thriller se asemeje a un musical de terror, al aparecer monstruos clásicos del género como el hombre lobo y los zombis.

El costo del video fue de 800 000 dólares (equivalentes a 1,4 millones del año 2007), un récord que se mantuvo hasta que fue superado por el de la canción «Scream», también de Michael Jackson. Es también considerado como el vídeo más importante de la cultura pop, además de ser el vídeo musical visto por más gente (más de 4000 millones de personas) hasta el momento.

Thriller tiene una estructura más cercana al cortometraje que al vídeo musical y en él se homenajea al género de zombies y a las películas de terror en general.