Habitantes del barrio Santa Elena han emitido una voz de alerta para llamar la atención de las autoridades, toda vez que, según afirman, en el parque principal de la zona confluyen jóvenes a diario para consumir estupefacientes. 

En diálogo con La Piragua, un habitante del sector manifestó que “no se puede con esos muchachos” y explicó que incluso hay menores de hasta nueve años involucrados, quienes pese a la insistencia de los vecinos para que no lo hagan, hacen caso omiso. 

Lo que más le preocupa a los habitantes es que en ese parque se reúnen personas usualmente para hacer deporte, así como también niños para jugar y entretenerse, sin embargo,  desde que se está presentando esta situación, ellos han tenido que alejarse. 

En este sentido, hacen un llamado bien sea a la Alcaldía o al comandante de la Policía Metropolitana, para que atiendan lo que está ocurriendo y brinden una solución no sólo pronta, sino también efectiva,  ya que dicen que en ocasiones han pasado patrulleros por el lugar pero “ni voltean a mirar”.