Los ciudadanos parecieran no tomar con seriedad la situación que se vive en el mundo a causa de la pandemia del coronavirus y reinciden en violentar las medidas adoptadas por los diferentes niveles de gobiernos para evitar la propagación del virus.

La irresponsabilidad se vio latente en diversas barriadas de Montería, donde funcionarios de la Policía de Montería, tras varias denuncia de vecinos, lograron desmantelar las fiestas clandestinas que tenían muchos ciudadanos, entre ellos menores de edad, en el frentes de las casas y vías públicas.

Los funcionarios policiales tuvieron que intervenir la noche del domingo,16 de agosto, en los barrio Policarpa, Edmundo López y P5 en el sur de la ciudad, donde localizaron a hombres y mujeres totalmente ebrios, aglomerados y con música a todo volumen.

La información fue confirmada por fuentes policiales y por el secretario de Gobierno de Montería, Gabriel Moreno, quien estuvo presente en los diversos operativos donde constataron la falta de compromiso de algunos ciudadanos que se exponen al contagio.

En muchos de estos barrios, los funcionarios tuvieron que pedir apoyo del Esmad, tal fue el caso del barrio Pastrana Borrero, donde las personas que estaban bebiendo se tornaron violentos con los funcionarios que tuvieron que aplicar el uso de la fuerza pública.

Moreno indicó que a través de estos operativos lograrán que la indiciplina social no sea un foco de contagio que ponga en peligro la vida de los monterianos.

Hasta el momento, no se han reportado capturas por estos hechos y tampoco la cantidad de comparendos aplicados por la violación al decreto departamental y municipal.