Los habitantes del corregimiento de San Anterito, en el municipio de Lorica, están cansados de esperar solución al problema vial que los aqueja.

En las últimas horas, la comunidad se manifestó para exigir al alcalde Jorge Negrete que cumpla con una promesa hecha meses atrás. Se trata de la construcción de una placa huella.

Dicha obra conectaría la zona con la vía principal Santa Lucía – Moñitos, sin embargo, hasta la fecha no han recibido noticias sobre el inicio de la construcción.

Denuncian que en época de lluvias los vehículos pesados se quedan atrapados en el lodo y no pueden circular, además de las pérdidas para los productores agrícolas a los cuales se les dificulta transportar sus productos.